Astronomía

  • warning: Creating default object from empty value in /home/temakel/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1390.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.

Cielos y zodíaco entre los pueblos antiguos, por Sergio Fuster


Este artículo de Sergio Fuster, colaborador de Temakel, nos sumerge en los inicios de la interpretación simbólica de los cielos. Se recorre los orígenes históricos de la veneración a las estrellas entre egipcios y caldeos y el simbolismo inherente a las constelaciones zodiacales.

El cielo perdido, por Mariano Ribas


EL CIELO PERDIDO

Por Mariano Ribas

                                         

   Hubo una época, no muy lejana, en que el cielo nocturno todavía formaba parte de la vida cotidiana. Y en realidad así fue durante casi toda la historia de la humanidad. Todas las culturas, en todos los rincones de la Tierra, convivieron con ese magnífico techo natural: la Vía Láctea cruzando el cielo de lado a lado, como un gigantesco puente resplandeciente, y a su alrededor, por todas partes, incontables estrellas de distintos brillos y colores. La escena cobraba aun más dramatismo cuando algún cometa se descolgaba de las profundidades del espacio, y desplegaba una larguísima cola blanco azulada. O cuando una lluvia de meteoros iluminaba la noche y parecía presagiar el fin de los tiempos. Era un paisaje potente y sobrecogedor. Y su sola contemplación fue un ritual íntimo y silencioso que repitieron miles y miles de generaciones.

La continua tormenta de Júpiter


    Cuando los astrónomos del siglo XVll orientaron sus telescopios hacia Júpiter, observaron un punto rojizo visible en el planeta gigante. Este gran punto rojo todavía está presente en la atmósfera de Júpiter, luego de 300 años. Ahora se sabe que es una tormenta extensa, que gira como un ciclón.

El planeta Júpiter, por Isaac Asimov


    Júpiter es el máximo planeta de nuestro sistema solar. Su tamaño equivale a, aproximadamente, 1300 planetas tierras. Su superficie es gaseosa. Su famosa y emblemática mancha roja es, en realidad, la continua tormenta de Júpiter, cuyas dimensiones equivalen a dos tierras.

La extraña superficie de la Luna Europa


Europa es una de las lunas de Júpiter. Su superficie es una de las más intrigantes de nuestro sistema solar. Toda su extensión está congelada y se halla surcada por una intrincada red de trazos tal como muestra la imagen de arriba, a la derecha. Esta imagen fue obtenida por la sonda espacial Galileo, el satélite que más se acercó a la pequeña luna jupiteriana.

La nebulosa de Orion


LA GRAN NEBULOSA DE ORION

     La Nebulosa de Orión es una nube gigantesca donde actualmente fotonebulorionhubble.jpg (53767 bytes) están naciendo estrellas, a partir de la condensación de los gases. Este objeto es muy popular entre los astrónomos aficionados y los amantes de la astronomía.

El astronauta y la luna


         Reportaje al astronauta Edgar Mitchell realizado por Martín Mazzini durante la estadía del famoso astronauta en la ciudad de Buenos Aires. Mitchell manifiesta aquí que su viaje a la plateada Señora de la Noche le permitió comprender que la vida en la Tierra "es parte de un proceso mayor. El universo no es un accidente, es un proceso inteligente que se organiza a sí mismo".

 

Ante la vía láctea, texto de Brian Swimme


      Las estrellas regalan su fuego. Para nosotros. Sus selvas de ojos titilantes, sus blancas hogueras, refulgen desde las vértebras del cosmos. ¿Por qué no asombrarse, otra vez, o alguna vez, frente a las polifonías de las luces estelares, enigmáticas? El hombre contemporáneo palpita dentro de las murallas plásticas de la gran urbe moderna.