Geografía celeste

  • warning: Creating default object from empty value in /home/temakel/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1390.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.

El simbolismo del Arco Iris

 
  Arco iris: semicirculares magia de colores. Expresión de la creación estética en la atmósfera, luego del frescor de las lluvias. El intento de hallar una explicación científica del arco de los siete colores comenzó en 1611, cuando el científico  Antonius de Demini desarrolló la Teoría Elemental del Arco Iris.

La tormenta


    La tormenta: furia ancestral de los cielos.  La explicación física nos dice que la luz solar evapora el agua, especialmente de los océanos. El aire húmedo de la atmósfera recibe una energía adicional a causa de la evaporación solar de las aguas de los mares. En el aire húmedo calentado por este proceso es donde ocurren las tormentas violentas.

La aérea gracia de las nubes


     Nubes serenas o furiosas; negruzcas, grisáceas o doradas. Nubes lentas o veloces. Nubes etéreas, siempre viajeras del cielo. Las formas de las nubes, sus tipos, son numerosas.

      Las nubes atraen la mirada del científico, del meteorólogo. Pero también han henchido de emoción a los poetas. Por eso, en este nuevo momento de Geografía Celeste de Temakel, primero recordaremos el origen físico de las aéreas señoras del cielo. Y, luego, intentaremos recuperar la fascinación ante las ligeras habitantes del vasto cielo mediante el poema de Jorge Luis Borges sobre las nubes en su última obra, Los conjurados. Allí, el gran escritor poetiza que Dios quizá necesita las nubes para la ejecución de su infinita obra.

Los caminos de la lluvia


      La lluvia desciende desde los ríos del cielo. Su caminos son ondulados y fluidos. La lluvia que cae del firmamento puede causar asombro poético, interpretación simbólica o una indagación científica sobre las causas físicas que la generan. En este momento de Geografía Celeste de Temakel, nos acercaremos a las frescas gotas con las que el cielo fertiliza la tierra.

Imágenes del rocío, por Hans Pfletschinger


IMÁGENES DEL ROCÍO

Por Hans Pfletschinger

 

     El cielo emana la tormenta feroz; o la lluvia suave, a veces. Y también libera las cristalinas gotas del rocío. Gotas que imprengan flores y plantas, hierbas y arboles, las formas del mundo vegetal. Y dentro de las gotas que descienden de la geografía celeste, palpitan secretas imágenes. Una flor puede abandonar su forma habitual y renacer dentro del visible corazón líquido del rocío. Y generar imágenes de un arte natural. Con este espíritu percibió las gotas de rocío, Hans Pfletschinger, uno de los grandes fotógrafos de la naturaleza.

El viento solar: creador de las auroras boreales, por Esteban Ierardo


EL VIENTO SOLAR: CREADOR DE LAS AURORAS BOREALES

Por Esteban Ierardo

 
    El padre de la astronáutica rusa, Kirilof, una vez se despidió de uno de sus astronautas diciéndole: "Que el viento solar sople en tu camino." Desde entonces me complace continuar el saludo del pionero ruso. Me deleita desear el mejor viento solar. Pero lo que bulle en este saludo no es sólo una alusión a la astrofísica del gran disco ígneo. En este saludar late un venerar. La veneración por la gran esfera radiante. Antes de volver sobre la pulsión de poesía que arde en el viento del sol, recreemos la mirada científica respecto a este fenómeno.

Saint-Exupéry: el piloto y la tormenta


   Saint Exupéry: el que voló en las alturas del cielo físico y sobre las cumbres de la imaginación literaria. Piloto de la poesía   y el firmamento. En 1931, junto con otros pilotos franceses, inicia la aeronavegación comercial en Argentina. Realizó numerosos vuelos sobre las inmensidades de la Patagonia. En uno de ellos, su avión se adentró en el gaseoso y negro cuerpo de un ciclón.

El simbolismo del rayo y el trueno


     El rayo: fervor resplandeciente en la geografía celeste; el trueno: la antigua voz de los dioses. Lenguaje enigmático de luz y sonido del cielo conmocionado por los tambores de la tormenta. En esta palpitación de Temakel, nos acercaremos al antiguo simbolismo de rayo fulgurante. Y el trueno rugiente...