Ensayos

  • warning: Creating default object from empty value in /home/temakel/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 1390.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.
  • strict warning: Only variables should be assigned by reference in /home/temakel/public_html/modules/links/links.inc on line 1121.

Drácula, vampirismo y la alianza nocturna, por Esteban Ierardo


   La amplia saga cinematográfica sobre el conde procedente de Transilvania, expone a Drácula y al vampirismo a ser reducido a un avatar fundamental del género del terror, y de la cultura de entretenimiento. Lejos de esta mirada reduccionista respecto al rey de los vampiros, en el vampirismo, en su vínculo con la sangre, en su condición fronteriza entre la vida y la muerte, se disfraza un pensar que contiene y busca la superación del conflicto entre lo vivo y lo muerto. En el ensayo que aquí acometemos, primero rescataremos a Vlad Tepes, matriz histórica del Drácula vampiro que vive en la novela victoriana de Bram Stoker. Y pensaremos la refundación fílmica de la novela y el personaje vampiresco en la versión de Coppola; la dimensión simbólica y arcaica de la sangre y los ritos funerarios; y la posible alianza nocturna, no evidente, entre la avidez erótica y el regreso desesperado a una vida perdida.

E.I

El ojo en el viento. Ensayo sobre cine poesía y pensamiento, por Esteban Ierardo


   La vida parece lo más cercano. Sin embargo, es también lo más secreto. Un paisaje de sentidos y sensaciones a des-cubrir. Mediante la potencia de la imagen y el sonido, el cine poético encuentra, en ocasiones, y como un especial acontecer, destellos o fulguraciones de esa realidad sutil que burla o quiebra nuestra limitada percepción sensorial del mundo que deviene y se expande en el espacio.

El espejo. Lo radiante y el otro lado en un film de Andrei Tarkovski, por Esteban Ierardo


  El espejo (Zerkalo, 1974) es quizá una de las cumbres más altas del cine poesía. Tarkovski, el creador de La infancia de Iván, Andrei Rublev, Stalker, El sacrificio, recupera sus recuerdos de niñez durante su vida en una humilde casa campesina. Evoca su vida rural y se zambulle así, de forma velada y autobiográfica bajo el personaje de Alexei. Revive no sólo el pasado, sino también la percepción poética de la infancia. Y, más ampliamente, explora los poderes de una memoria que trasciende lo individual hasta proyectarse hacia una universalidad, en la que el tiempo como desvanecimiento o muerte cede ante la inmortalidad, lo atemporal, la realidad que nace del otro lado del espejo. Y que es radiación continua aun cuando el horror siempre permanezca, oculto y cercano, en el reverso de la luz.

E.I

La salida al afuera. Beethoven, Foucault y el afuera, por Esteban Ierardo


    En 1966 Foucault publica El pensamiento del afuera. Una especial meditación filosófica (en el contexto de una crítica literaria de la obra de Maurice Blanchot) sobre lo real que se abre a la experiencia cuando cesa o se suspende el lenguaje. En ese instante el lenguaje como tal se derrama al afuera, hacia un sitio no descriptible ajeno a la categorización racional.

La danza y el círculo. La trasformación del pensamiento en F. Nietzsche, por Esteban Ierardo


LA DANZA Y EL CÍRCULO

La transformación del pensamiento en F. Nietzsche
Por Esteban Ierardo

 

I. Inicio Poético

  El águila vuela en círculos. Desciende lentamente, entre vientos furiosos. Del sol brota la luz. En la serpiente la tierra esconde un secreto. Los ojos penetrantes del ave se posan sobre el reptil de las escamas magnéticas. Y, ambos, contemplan al pensador. Solitario.

El eros, la palabra y cuerpo. El pensamiento de Sade y las fuerzas del erotismo, por Esteban Ierardo


   La obra del Marqués de Sade invita a rápidas simplificaciones o imágenes estereotipadas. Durante el siglo XX, diversos pensadores (Bataille, Blanchot, Foucault, Klossowski, Barthes, Deleuze) han hurgado en su complejidad.

La mente en la hierba. Inteligencia y autorregulación en la naturaleza, por Esteban Ierardo


A continuación un ensayo sobre la relación entre la noción de inteligencia y naturaleza. Nuestra principal fuente de reflexión son las ideas del notable biólogo pensador Gregory Bateson. Este texto fue editado originalmente en la obra La religión en la época de la muerte de Dios (Leandro Pinkler compilador), ed. Marea.

 


 

 

El bosque, por Esteban Ierardo


El bosque: mar de árboles y penumbras, de madera y misterio. El universo de las hojas y las ramas ha estimulado un sentido de veneración en muchos pueblos. Dentro de él se esconde lo secreto, una verdad divina sagrada, esquiva. El bosque ha nutrido la fascinación poética, la imaginación popular que ha descubierto a seres fantásticos entre los senderos boscosos.

Kant, Schiller y la experiencia de la belleza

Por Esteban Ierardo

1. Kant forjó una de las filosofías más influyentes de la modernidad. Su filosofar impuso infranqueables límites al sujeto de conocimiento. La dimensión de la belleza, la singularidad de la experiencia estética, adquiere un lugar fundamental en la Crítica del juicio. Schiller, en sus Cartas sobre la educación estética del género humano, continuó una aguda indagación del significado de lo bello, de la libertad de la creación artística pensada como el instinto del juego. En ambas estéticas, la belleza late en tanto es experimentada por el sujeto.